TUTORIA

PRESENTACIÓN

En la presente década, en el marco de una sociedad liberal, donde el conocimiento y la tecnología se desarrolla a una velocidad vertiginosa, la educación universitaria en el Perú se ve en la necesidad de transformarse teniendo como eje una nueva visión y un nuevo paradigma para la formación de los estudiantes, entre cuyos elementos están el aprendizaje a lo largo de toda la vida, la orientación prioritaria hacia el autoaprendizaje (aprender a aprender, aprender a emprender y aprender a ser) y la formación integral con una visión humanista y responsable ante las necesidades y oportunidades del desarrollo de nuestra región y el país. En este escenario, la atención personalizada del estudiante constituye, sin lugar a dudas, un recurso de gran valor, ya que al visualizar al estudiante como el actor central del proceso formativo, además de propiciar el logro de los objetivos indicados, contribuye a la adaptación del estudiante al ambiente universitario y al fortalecimiento de sus habilidades de estudio y de trabajo. Este tipo de atención puede ayudar, adicionalmente, a abatir los índices de reprobación, deserción y rezago de los estudiantes, disminuyendo las tasas de abandono de los estudios y a mejorar la eficiencia académica.

La Universidad Nacional del Centro del Perú, cumpliendo con los requerimientos de la Ley Universitaria N° 30220, y de acuerdo a la Resolución N° 0778-CU-2016, de la Universidad Nacional del Centro del Perú, constituye, organiza e implementa el Sistema de Tutoría de la Universidad Nacional del Centro del Perú, con el propósito de brindar una atención especializada y personalizada a los estudiantes universitarios en sus diversas facultades, escuelas profesionales, carreras profesionales, desde una óptica preventiva-asistencial.

Este Sistema de Tutoría tendrá la función de analizar las principales causas que afectan a los estudiantes universitarios de la Universidad Nacional del Centro del Perú, tales como los recursos y medios para fortalecer una buena formación universitaria, el rezago o abandono de los estudios, dado que su identificación es necesaria para la estructuración de alternativas de acción que ayuden a contrarrestarlas. Asimismo, se lleva a cabo una reflexión sobre la tutoría como estrategia viable, en conjunto con otras acciones institucionales, para promover el mejoramiento de la calidad de la educación universitaria a través del Sistema de Tutoría de la universidad. Para apoyar esta idea, se incluye una revisión de las experiencias realizada por diversas universidades en los diferentes países que han desarrollado sistemas tutoriales. La propuesta del sistema de tutoría de la universidad, hace una distinción indispensable entre tres mecanismos de atención y apoyo académico a los estudiantes, para asegurar la viabilidad de su operación: subraya las diferencias entre la tutoría (como acompañamiento en la formación personal del estudiante durante el proceso de formación profesional), la asesoría académica y los programas para la mejora de la calidad del proceso de aprendizaje. En su parte medular, la propuesta para implantar un Sistema de Tutoría, señala la importancia de determinar los compromisos de cada uno de los actores universitarios en el desarrollo del programa (autoridades, docentes y estudiantes). Para esto se propone una propuesta para la organización y operación de las acciones, así como la necesaria articulación de los esfuerzos entre las diferentes instancias universitarias involucradas. Cubiertos estos requisitos es posible hablar de un Plan de Sistema de tutoría, basado en la integración en la Unidad de Tutoría de la Universidad Nacional del Centro del Perú, cuya responsabilidad en la coordinación de las acciones será fundamental para su adecuada instrumentación. Se apunta, asimismo, que la operación de un Sistema de Tutoría no implica la construcción de estructuras adicionales y paralelas a las existentes actualmente en la institución, ni tampoco una infraestructura creada para atender sus necesidades específicas. Más bien, es el aprovechamiento eficiente del personal y de las instalaciones, equipos y espacios físicos en un proceso de articulación de esfuerzos y programas institucionales existentes. El conocimiento del principal destinatario de un Sistema de Tutoría, el estudiante, será un insumo insustituible para la orientación y la importancia de los apoyos que se ofrezcan a cada caso. De ahí la necesidad de hacer acopio de la información adecuada, por lo que, se empleará la información útil y las experiencias realizadas hasta la actualidad, acogiendo las recomendaciones para el aprovechamiento de la información e infraestructura disponible.

Es necesario tener en cuenta que, la información recabada, a través de las herramientas diseñadas y por construir (fichas y/o registros historiales del estudiante, etc.) puede no ser suficiente del todo; sin embargo, cuando se logra integrar una información consolidada del análisis del rendimiento académico de los estudiantes, correlacionada con su desempeño en el examen de admisión, sus características socioeconómicas y su trayectoria escolar previa, se tienen elementos para conocer las dimensiones del riesgo del rezago o del abandono de los estudios por parte de los estudiantes y las carencias que requieren ser fortalecidas. A estas fuentes de información es posible agregar otras que permitirían afinar el diagnóstico y mejorar el pronóstico y, por lo tanto, aumentar la capacidad para diseñar soluciones idóneas. Para este efecto es determinante la capacidad del tutor en la identificación de los problemas. Líneas arriba se mencionó la existencia de un destinatario principal del programa institucional de tutorías, el estudiante. Sin embargo, en este proceso hay otro actor central: el docente universitario habilitado específicamente como tutor. Un Sistema de Tutoría requiere de identificar la importancia y la responsabilidad que este sujeto tiene en el proceso. Para convertir al tutor en el eje de la transformación institucional, se propone una definición de su perfil deseable, la explicitación de las funciones que le corresponderá asumir y la previsión de acciones de capacitación y actualización que se requerirán para lograr este objetivo. Para esto, se recomienda prever la realización de acciones de seguimiento y de evaluación del Sistema de Tutoría, pero también de sus partes componentes, tales como las trayectorias de los alumnos participantes; de la función tutorial; de los docentes, por parte de los estudiantes beneficiarios de la misma; del funcionamiento de la coordinación. Se pretende facilitar dicha tarea con la inclusión de algunos instrumentos, todo ello, considerando los diferentes niveles de intervención, ejecución y desarrollo. El éxito de los planteamientos plasmados en la propuesta que se presenta, dependerá de la comprensión y asimilación que tenga en cada una de las instituciones que operen su respectivo Plan de Tutoría. Es evidente, que para una institución universitaria como la nuestra, que ha venido llevando el Sistema de Tutoría de manera no centralizada, mejorar lo ya avanzado hasta el momento requiere no solo la lectura de la propuesta metodológica, no garantiza su operación efectiva, por lo que se están previendo acciones de apoyo para la capacitación constante a docentes que asumen el rol de tutor, tutor de aula o tutor par. Por último, esperemos que el Sistema de Tutoría que se pretende realizar en la Universidad Nacional del Centro del Perú, sea de utilidad para todas las Facultades, las que en este momento realizan un excepcional esfuerzo para mejorar la calidad de la educación universitaria.                                                                   Leer mas …